La capital resume, con su bello patrimonio religioso, parte de su historia. De modestas capillas a catedrales y basílicas. Una joya invaluable.

Simón Bolívar decía: “Caracas es mi cuna, Bogotá mi cuartel y Quito mi convento”. Ya en los primeros años de la colonia Quito, en su pequeña dimensión, tenía unas veinte iglesias. La religión debía impregnar la vida de los quiteños de aquel entonces. Asómese a este enorme patrimonio que se nutre de sacralidad, arte, leyendas y hasta milagros. Pocas ciudades lo tienen.

Por: Arseni Papell Cantallops

IGLESIAS PRINCIPALES

SELECCIONE UNA IGLESIA PARA MÁS INFORMACIÓN

Iglesias de Quito SAN FRANCISCO
La más grande de las iglesias históricas de Quito y de toda América. En su interior la Virgen Alada de Legarda protege la ciudad. Resaltan el barroco de los artesanados y sus figuras coloniales. Aquí nace la procesión del Viernes Santo. Y no se olvide de la leyenda de Cantuña.
LA COMPAÑÍA
Se necesitaron 160 años para su construcción. La fachada tiene forma de altar única en las iglesias de Quito. Su interior es la joya del barroco quiteño y de toda Sudamérica. El estilo mudéjar realza techos y columnas. Aquí reposan los restos de Santa Marianita de Jesús, primera santa ecuatoriana.
LA MERCED
Con título de basílica. En el interior son destacables sus retablos. Se desconoce el origen de la imagen de piedra de La Virgen de la Merced, Patrona de las Fuerzas Armadas. Por proteger a la población de terremotos y volcanes se la conoce como Virgen del Terromoto y del Volcán. Su fiesta es el 24 de septiembre.
LA CATEDRAL
La Catedral Primada de Quito es la iglesia más importante de la ciudad. La modesta capilla inicial de adobe y paja del año 1535 ha dado paso a este magnífico edificio que domina la Plaza Grande. En su interior descansan los restos del Mariscal Sucre.
SANTO DOMINGO
Magnífico interior con su techo mudéjar y las capillas laterales impregnadas de barroco. Hay que rezar a la Virgen del Rosario en su hermosa capilla levantada sobre al arco de la calle Rocafuerte. Y a la Virgen de la Escalera. Viva el Viernes Santo aquí, se sorprenderá.
SAN AGUSTÍN
Su campanario es el más voluminoso de la ciudad. Su fachada la preside San Agustín con barba. En la puerta, con 154 corazones plateados, hay un sol sobre el dintel que realza su mestizaje. Admire el patio con las obras de Miguel de Santiago y sepa que aquí se firmó el Acta de la Independencia del 10 de agosto de 1809.
La Merced Iglesia San Francisco La milagrosa La Catedral Santo Domingo San Agustin Iglesias de Quito

SEIS SORPRESAS

San Juan

SAN JUAN
La Iglesia de San Juan es antesala del Monasterio de las Agustinas Contemplativas. Allí, los agustinos tuvieron un convento para formar a sus religiosos. Antes de la colonia, la loma sobre la que se asienta la iglesia se llamaba Huanacuari y tenía un templo a la luna. En frente, el Yavirac (Panecillo) su templo al sol. Había procesiones entre ambos por el Camino Real, hoy calle Benalcázar.

Capilla de Belén

CAPILLA DE BELÉN
En la parte norte del Parque de la Alameda encontramos El Belén. Se levanta en el lugar en donde los españoles celebraron su primera misa de Navidad en 1534, poco después de su llegada a Quito. Pequeña, el edificio actual es de formas sencillas y armoniosas. Admire en su interior figuras coloniales como la del Calvario.

Santa Catalina de Siena

SANTA CATALINA DE SIENA
La iglesia es del Siglo XVI y es de monjas de clausura. Tras más de 400 años de misterio abrieron sus puertas para crear el Museo Monacal Santa Catalina de Siena, con cuatro salas de piezas artístico-religiosas. Pero lo que muchos quiteños valoran son las pócimas elaboradas con diversas hierbas para curar todo tipo de males.

El señor del milagro

EL SEÑOR DEL MILAGRO
En plena Loma Grande y por la calle Rocafuerte hasta la Fernández Madrid, un giro a la derecha nos lleva a la escondida Capilla del Señor de los Milagros. Con estilo entre barroco y mudéjar, es de finales del siglo XVIII. Construida en recuerdo del milagro ocurrido en la quebrada que separaba la loma grande de la chica.

San Marcos

SAN MARCOS
La Loma Chica es ahora el encantador barrio de San Marcos. Pasearse por la calle Junín le lleva a la Iglesia de San Marcos, ubicada en un pequeño pero encantador parque. De las más antiguas de Quito, se dedicó de inicio a los indígenas. En su interior hay verdaderas obras de arte, destacando el calvario y su hermoso Púlpito.

Capilla La Dolorosa

CAPILLLA DE LA DOLOROSA
En la calle Benalcázar, la Capilla de la Dolorosa se ubica en lo que fue el comedor del antiguo Colegio San Gabriel. En la noche del 20 de abril de 1906 los alumnos que allí se encontraban vieron que la Virgen parpadeaba durante unos quince minutos. Milagro que justifica la gran devoción que se profesa a la Virgen Dolorosa del Colegio.

maxionline Siga con más con ¨ Quito nos necesita ¨