Donut Terapia quiere elevar la repostería

banner-terrafertil

Donut Terapia quiere elevar la repostería

Donut Terapia quiere elevar la repostería

El emprendimiento está reinventando a un clásico de la panadería dulce. Pretende modificar la forma en que los ecuatorianos lo consumen.

Aunque es arquitecto de profesión, Iván Andrés Crespo siempre se sintió apasionado por la panadería, en especial por la preparación de donuts. Sabía que este oficio era rentable, ya que uno de sus familiares lo ejercía. Por ello, con mucha investigación, innovación y asesoría de expertos, logró dominar la técnica y, a inicios de 2019, creó su emprendimiento: Donut Terapia. Lo bautizó así porque comer esta pasta activa la serotonina, llamada la hormona de la felicidad. Por ello, quien la prueba, se siente feliz.

foto1

Junto a su equipo, inició comercializando su producto en una serie de locales propios, pero, al llegar la pandemia, se vieron obligados a cerrar dos establecimientos. En lugar de desanimarse, se percataron de que no existía este producto en ningún autoservicio del Ecuador y vieron la posibilidad de abrir un canal de venta no explorado. “Nos tomó un año desarrollar el producto, porque empacar donuts tiene una serie de retos que se diferencian del pan. Hemos trabajado de la mano con varios profesionales, como ingenieros químicos, diseñadores gráficos y chefs para lograr este producto”, comenta.

Lo que hace especial y diferente al producto es que ofrece sabores únicos de frutas y de chocolates exquisitos, que otros donuts no tienen. El propietario comenta que otras opciones en el mercado tienden a ser muy genéricas y de baja calidad. Su propuesta está enfocada a llevarlo al nivel gourmet, con variedades como Nutella con mermelada dentro.

Un aliado estratégico

Al dar este giro a su negocio, la principal meta del emprendedor fue comercializar su producto en los autoservicios de Corporación Favorita, algo que logró este pasado 10 de mayo. Ahora, Donut Terapia es parte de la cadena comercial más grande del Ecuador.

foto2

Sin embargo, tener presencia en las perchas de los supermercados de la Corporación viene aunado a una serie de retos que la empresa ha tenido que enfrentar. “Lo primero fue la logística de entregas, algo que ya logramos superar. Ahora lo que se viene es impulsar el producto, por lo que estamos en campaña de descuento por un gran período, para así fomentar el consumo. Nos apoyamos con marketing digital. Esperamos aumentar la capacidad de producción, ya que somos artesanos calificados y por ahora, es una producción limitada a nuestra capacidad humana”.

De momento, los donuts están disponibles en nueve locales en Quito, en formatos Supermaxi y Megamaxi. El empresario espera llegar a abastecer a todos los autoservicios a nivel nacional próximamente. Adicionalmente, cuenta con dos puntos de venta propios en Tumbaco y en el sector de la Plaza de Toros, con la mira en abrir tres locales más.

Enfocados en la retribución social

Aunque el negocio tuvo momentos de inestabilidad debido a la coyuntura que aún estamos atravesando, una de los aspectos más gratos para el propietario es ofrecer un trabajo digno a sus colaboradores. Al dar un giro al negocio, este ahora está gozando de un crecimiento sostenido. De momento, emplea a cinco personas, con el proyecto de sumar más gente a su equipo a corto plazo.

foto3

Además, están mejorando sus prácticas para que sean más ecoamigables. Su proyecto de retribuir a la naturaleza ha iniciado con el apadrinamiento de un animalito en el zoológico de Quito. “En un futuro pensamos iniciar una campaña de alianza con Charles Darwin Foundation para sacar un producto de autoservicio que aporte a la conservación de las Islas Galápagos”, indica.

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Maxi Online Nos gustaría notificarle lo último de la Revista Maxi Online.
Cancelar
Permitir notificaciones