miércoles 25 de mayo de 2022

¡A retroceder el tiempo!

¡A retroceder el tiempo!

¡A retroceder el tiempo!

Descubra los múltiples procedimientos dermatológicos que se puede realizar para tratar y retrasar las molestas arrugas.

La ciencia y la estética van de la mano. En la actualidad existen un sinnúmero de procedimientos disponibles en el consultorio dermatológico, perfectos para mantener su rostro liso, deshacerse de los signos de la edad y prevenir que el paso de los años deje sus huellas en la piel.

Para la doctora Esmeralda Terán, dermatóloga, la década de los 30’s es la edad perfecta para empezar a buscar un tratamiento. Hacerlo durante estos años, más que para tratar las arrugas, es para prevenirlas y retrasar su aparecimiento por años. «Hay factores intrínsecos como los genes. En este caso las opciones disminuyen, pues son hereditarios. Sin embargo, también hay factores de envejecimiento prematuro extrínsecos, los cuales son sumamente importantes y aquí sí podemos hacer una diferencia. A los 30 años es la etapa justa para trabajar en ello. Cuando están formadas las arrugas es más difícil quitarlas, pero no imposible».

Si se encuentra en esta década de su vida y aún si ya la dejó atrás, invertir en un tratamiento (sea preventivo o restaurador) para prolongar o recuperar la juventud de su piel, es algo que vale la pena. Por ello, la especialista comparte algunas alternativas que se puede realizar. Determine cuál es la que más se adapta a sus necesidades y estilo de vida.

rellenos-de-acido-hialuronico

Rellenos de ácido hialurónico. Es uno de los métodos más efectivos para remover arrugas y líneas de expresión. Aplicado tópicamente en la piel es menos útil, pero con una inyección reestructura la piel, rellena las arrugas y redefine contornos. Es aconsejable para personas que tienen surcos nasolabiales (las llamadas ‘arrugas de la felicidad’) o líneas de expresión marcadas. Además, sirve para ojeras y para definir labios. «Es más o menos como volver en el tiempo. El tratamiento va encaminado a devolver el tejido que se perdió. Es un producto natural que se encuentra dentro de la piel, pero en este caso fue sintetizado en un laboratorio. No hay efectos secundarios».

La experta asegura que es de suma importancia que el tratamiento sea realizado por un especialista, para que garantice la técnica del procedimiento y para que el material sea de la mejor calidad. Sin embargo, los resultados, aunque inmediatos, no son permanentes. Duran alrededor de un año, dependiendo de la persona, de las actividades que realice y los hábitos de vida que tenga. Si se realiza estos rellenos, es básico que, durante siete días después del procedimiento, duplique su ingesta de agua diaria. Este compuesto es como una esponja seca. Mientras más agua beba durante el año que dura, mejores serán los resultados.

microdermoabrasion

Microdermoabrasión. Es un procedimiento en el que se pule la piel y sirve para sacar células muertas. «Es bueno para dar luz al rostro y mejora su calidad. Se hace una limpieza y, con un dermoabrador (es como un lápiz que tiene una lija), mediante un arrastre mecánico, se remueven las células muertas», comenta la doctora.

La microdermoabrasión es el primer paso antes de un peeling y estimula la creación células nuevas. La profesional recomienda que se lo hagan personas con cutis graso, porque tienen más barrera lipídica. Es bueno realizar este procedimiento dos veces al año. Al concluir, la piel queda roja, por lo que hay que tratarla con delicadeza posteriormente. Es aconsejable hacer el tratamiento en un fin de semana para que no afecte su presencia y por la noche, pues la exposición al sol puede perjudicar el trabajo.

toxina-botulinica

Toxina botulínica. El conocido ‘botox’ sirve para eliminar arrugas y líneas de expresión. Se la inyecta y actúa a nivel muscular, relajándolo. Como resultado, el músculo no se puede contraer y, por ende, no hay arrugas. Se lo aplica en puntos específicos. «Es bueno para el tercio superior del rostro: patas de gallo, líneas glabelares (el 11), líneas de la nariz y de la frente. Este tratamiento hay que aplicarlo cuando ya se presentan arrugas», explica la doctora Terán.

Lo importante es hacerlo con un dermatólogo para que deje al rostro lo más natural posible. Es bueno empezar en los 30’s para que no se marquen mucho las arrugas. Al igual que el ácido hialurónico, el procedimiento no es permanente. Su duración es de alrededor de seis meses. No es recomendable realizarlo durante el embarazo o la lactancia.

tratamientos-con-laser

Tratamientos con láser. Son efectivos porque rejuvenecen la dermis, estimulando la formación del colágeno de la piel. Mediante un láser CO2, se activa la síntesis de colágeno, atenuando líneas de expresión y mejorando la calidad de la piel en general.

Es recomendable para personas con foto daño, con pieles envejecidas o que tengan más tendencia a que las arrugas se pronuncien. Este procedimiento es un poco más agresivo en la piel, porque quema, cicatriza y tensa por dentro. Como es tan abrasivo, es mejor hacerlo durante las vacaciones, pues la exposición solar está prohibida por 15 días.

peeling-facial

Peeling facial. Es un procedimiento en el que, por medio de sustancias químicas, se renueva la piel. Sirve para eliminar manchas y arrugas muy superficiales. Hay peelings suaves, medios y profundos. La ejecución de cada uno de ellos debe ser valorada por un especialista.

Esmeralda Terán

Doctora en Medicina, especialista en Dermatología
098 453 2774
Facebook: Visión y Piel / Instagram: visionypiel

Comparte este artículo en:

Comentarios

Un comentario

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.