miércoles 10 de julio de 2024

Probióticos, aliados de la salud

Probióticos, aliados de la salud

Probióticos, aliados de la salud

Favorecen su bienestar integral, pero hay que saber incorporarlos en la alimentación asertivamente.

Son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, proporcionan beneficios para la salud del hospedero. Estos microorganismos incluyen principalmente lactobacilos y especies de Bifidobacterium, que han sido, históricamente, los más comunes. En nuestro cuerpo, coexistimos con una impresionante cantidad de bacterias, estimada en 38 trillones, que desempeñan roles esenciales en nuestra salud general.



Importancia y uso de los probióticos

El uso de probióticos debe estar justificado por una razón específica y que es crucial monitorear la evolución de los síntomas durante su uso. Los probióticos no son una solución de por vida y su uso debe ser limitado a un período determinado, dependiendo de la condición a tratar.

Las principales razones para tomar suplementos probióticos incluyen:

  • Prevención y tratamiento de trastornos gastrointestinales.
  • Mejora de la salud digestiva en general.
  • Apoyo en el tratamiento de infecciones agudas del aparato digestivo.

Tomar probióticos no es suficiente por sí solo. Este tratamiento debe acompañarse de una dieta rica en alimentos vegetales, incluyendo frutas, verduras, legumbres, semillas, frutos secos, cereales integrales y tubérculos. Estos alimentos aportan fibra y carbohidratos complejos, necesarios para mantener una microbiota saludable. Se recomienda consumir al menos 30 tipos diferentes de alimentos vegetales a la semana para fomentar la diversidad microbiana.



Viabilidad y eficacia de los probióticos

La viabilidad de los probióticos debe mantenerse durante toda la vida útil del producto en el que se administran. El producto debe contener la cantidad mínima necesaria de microorganismos para proporcionar el beneficio deseado.

Para obtener resultados efectivos, un probiótico debe contener miles de millones de Unidades Formadoras de Colonias (UFC), la cantidad exacta puede variar según la cepa y la condición tratada. Algunos probióticos tienen una sola cepa, otros contienen varias cepas, y esta especificidad puede ser especialmente útil en algunas condiciones que su médico deberá determinar.



Duración del tratamiento con probióticos

La duración del tratamiento con probióticos depende de la condición específica de cada individuo. Para infecciones agudas del aparato digestivo, un tratamiento corto puede ser suficiente. Sin embargo, para condiciones crónicas o preventivas, el uso puede extenderse por un período más prolongado, siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud.

Conozca más sobre los probióticos y muchas otras alternativas medicinales solo EN LA PERCHA. Haga click aquí.

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *