domingo 26 de septiembre de 2021

La parrilla siempre limpia

La parrilla siempre limpia

La parrilla siempre limpia

Preparar una barbacoa en familia es un placer inigualable. Priorice la higiene manteniendo su asadero nítido.

Las rendijas de la parrilla están expuestas al calor de las brasas, a los componentes del ambiente y a la grasa de los alimentos que cocine. Por ello, requieren de un mantenimiento especial antes y después de cada uso, para evitar que se oxiden y mantenerlas en óptimas condiciones. 

Antes de usar su parrilla, hay que prepararla. Lo recomendable es encenderla, esperar a que se caliente, ponerse guantes de barbacoa y esparcir un poco de aceite o grasa animal por las rendijas. Finalice frotando una cebolla, usando unas pinzas de parrilla, para evitar acercarse mucho al calor. Así, se asegura de que los alimentos no se peguen y el aseo posterior sea más sencillo.

parrilla antes de usar revista Maxionline

La limpieza oportuna 

Una vez finalizado el asado, es la hora de limpiar. Espere a que la parrilla esté tibia y retire las rendijas. Remójelas en agua hirviendo con vinagre y bicarbonato para que se desprenda la grasa y el aceite que usó. Colóquese guantes y, con un cepillo de cerdas metálicas especial para parrillas, friegue cuidadosamente. 

Pase las rejillas a otro recipiente con agua tibia y luego retírelo. Deje que se seque a ambiente. Finalice pasando papel de cocina. Para limpiar bien los exteriores del asadero, humedezca un paño en una solución de agua tibia con bicarbonato y frote por toda la superficie. 

Limpieza oportuna revista Maxionline

Si la descuidó  

Si considera que este implemento está extremadamente sucio y no es apto para usarlo, lo que puede hacer es rociar generosas cantidades de líquido para limpiar hornos y dejar actuar por al menos una noche. Posteriormente, pase un paño o papel de cocina para remover la suciedad. 

si lo descuido parrilla revista Maxionline

Sin embargo, si considera que esto no es suficiente, otro método efectivo es esparcir bicarbonato por las rendijas y colocarla al sol por varias horas. De esta manera, el óxido, la grasa y los residuos de alimentos se desprenderán. Finalice pasando un trapo limpio por cada rejilla. Evite enjuagar con agua. 

Siga con más en "El corte para su parrilla"

Comparte este artículo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Maxi Online Nos gustaría notificarle lo último de la Revista Maxi Online.
Cancelar
Permitir notificaciones