miércoles 17 de julio de 2024

El origen de la comida semilista

El origen de la comida semilista

El origen de la comida semilista

El auge de los alimentos precocidos en la década de los 80’s marcó una nueva era en la industria alimentaria y en las costumbres alimenticias de muchos. 

La comida semilista se refiere a un grupo de productos alimenticios precocidos, prácticos y listos para consumir que incluyen las comidas congeladas, los alimentos enlatados, las mezclas, productos preparados y la comida rápida. Estos alimentos tenían ya su popularidad antes de los 80’s, pero algunos cambios sociales, económicos, políticos y tecnológicos dieron paso a un incremento en la preferencia de la comida de este tipo en esta década.

Revisemos los cambios más importantes que influyeron de manera significativa en nuestros hábitos alimentarios. 



Durante los años 80 hubo cambios significativos en las dinámicas económicas. Cada vez más mujeres se incorporaron al mercado laboral y se transformaron los tipos de trabajo: la producción dejó de ser la principal fuente de desarrollo económico, y la expansión de servicios tomó protagonismo. Las ventas, asistencia médica y atención al cliente eran trabajos en alta demanda, lo que proporcionó más oportunidades de empleo para las mujeres. Sin embargo, también aumentó la necesidad de servicios de guardería, educación y otros servicios de apoyo familiar.

El incremento de la fuerza laboral femenina causó un impacto en la estructura familiaraumentaron los divorcios y las familias en las que ambos padres trabajaban, razón por la cual la preparación de la comida pasó a segundo plano y la popularidad de las comidas rápidas o fáciles de preparar fueron la solución a todos estos cambios.

Las nuevas dinámicas económicas que prometían un mayor nivel económico y mejor calidad de vida indujeron a que muchos migraran hacia las ciudades. Esto impulsó el desarrollo de infraestructuras urbanas como centros comerciales y supermercados con mayor oferta de comida semilista, así como restaurantes de comida rápida. La innovación en productos semilistos no se limitó a comidas completas, sino que incluyó componentes como: salsas, mezclas de vegetales y carnes precocinadas.



La construcción de centros comerciales y grandes almacenes transformó la experiencia de compra, ofreciendo una amplia gama de productos y servicios en un solo lugar. Además, en las ciudades, el acceso a ingredientes frescos y el tiempo para cocinar eran limitados, por lo que la comida semilista se volvió la opción preferida de muchas familias.



Simultáneamente, hubo avances tecnológicos en la industria alimentaria, como técnicas de conservación mejoradas y envases para prolongar la vida útil de los alimentos, como los enlatados. En las décadas anteriores, los alimentos semilistos eran principalmente congelados. Sin embargo, en los 80, aumentó la demanda por alimentos frescos que conservaran sus características nutricionales, lo que dio paso a la invención de comida semilista refrigerada, que se podía preparar rápidamente con el microondas.

La producción en masa de refrigeradoras y microondas permitió que muchos hogares contaran con estos aparatos. De hecho, uno de los primeros platos de comida semilista refrigerada se llamó “TV Dinner”, haciendo alusión a la facilidad de su preparación mientras se miraba televisión, un patrón de comportamiento que ha permanecido hasta hoy.

En los años 80, grandes cambios impulsaron la preferencia por la comida semilista. Hoy en día, estos alimentos son la solución ideal cuando no se puede cocinar desde cero. 

Para más información sobre la comida semilista, ingrese a EN LA PERCHA. Haga click aquí. 

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *