El emprendimiento emplea superalimentos de la Costa, Sierra y Amazonía del Ecuador para fabricar premezclas nutritivas.

José Quintero y su esposa María Fernanda son ingenieros en alimentos, especializados en la administración de empresas sostenibles, con una amplia experiencia en el desarrollo de proyectos alimenticios en el Ecuador. Hace cinco años decidieron poner en práctica todos sus conocimientos, apostándole a la creación de un negocio propio.

Conforme se sentaban las bases de este ambicioso proyecto, descubrieron que María Emilia, una de sus tres hijas, empezó a tener problemas de salud, debido a una intolerancia a la caseína, proteína de la leche. Por ello, toda la familia se vio obligada a cambiar sus hábitos alimenticios.

A la par, María Fernanda se encontraba trabajando con una comunidad de mujeres indígenas quienes cultivan quinua en Chimborazo. Ellas no sabían qué hacer con sus cosechas.

CUSI le apuesta a la repostería saludable

De esta manera, cuando la familia empezó a consumir este noble alimento, se dieron cuenta de que era altamente nutritivo y que favorecía su salud notablemente. La pareja decidió emplearlo para el desarrollo de diversidad de productos, de una manera novedosa y socialmente responsable.

Es así que CUSI (razón social Gourmetandino Cia. Ltda), que significa alegría en Kichwa, inició operaciones en 2015.

El emprendedor explica que optaron por la fabricación de premezclas reposteras, ya que descubrieron que, al igual que en su caso, muchas otras familias en el Ecuador enfrentaban intolerancias similares y existía un vacío en el mercado para una idea como la suya. “Nuestros productos no necesitan leche para su constitución. Son de muy fácil preparación, para familias modernas que se preocupan por su salud. Trabajamos con diferentes comunidades que practican la producción orgánica y el comercio justo”.

Retos conquistados

Como es el caso de todos los emprendedores, la pareja se enfrentó a un sinnúmero de desafíos hasta establecer su marca en el competitivo mercado alimenticio ecuatoriano. Volcaron todo su conocimiento, capital y valores a la consolidación de la marca y, finalmente, en 2017, lograron ingresar a las perchas de los supermercados de Corporación Favorita. Quintero indica que este gran logro se dio gracias a su colaboración con la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI).

La entidad fue un aliado clave para que CUSI cumpla con todos los requerimientos, certificaciones y procesos necesarios para comercializar sus productos en la cadena comercial más grande del Ecuador.

Pero, más allá de la posibilidad de ofertar sus productos en estos autoservicios, la Alianza ha sido un gran soporte para los emprendedores en otros aspectos. Apoyó su participación en la convocatoria ‘Reto PYME Global’. “Gracias a ello, fuimos seleccionados, entre 200 postulantes, como parte de los ocho emprendedores que exportarán sus productos a Panamá. Ahora CUSI se codificará en Supermercados Rey, una de las principales cadenas de retail de ese país”.

De igual manera, su portafolio ahora forma parte del Mercado Emprendedor, una iniciativa de la AEI y Corporación Favorita, que les garantiza el posicionamiento de marca a gran escala en sus redes sociales, además de mejor ubicación en los anaqueles de Supermaxi y Megamaxi. Esto ha permitido que, en este año complejo, la empresa aumente sus ventas en un 30% con respecto al 2019.

Producción y consumo responsable

CUSI le apuesta a la repostería saludableEn la actualidad, CUSI emplea a seis personas. Su planta de producción se encuentra ubicada en Perucho, una zona rural a 90 minutos de Quito, en donde ofrecen trabajo digno y apegado a la ley a mujeres de la zona, quienes antes se encontraban en situaciones de vulnerabilidad. “Esto para nosotros es de suma importancia porque estamos fomentando el trabajo en zonas en las que cada vez la oferta laboral es menor, ya que las oportunidades se suelen enfocar en las grandes ciudades”.

Además de la responsabilidad social, el emprendedor asegura que otro de los ejes de su negocio es mantener operaciones ecoamigables. Por ello, este año lograron llevar una medición de su impacto social. La empresa trabaja con 40 pequeños agricultores de la Costa, Sierra y Amazonía del Ecuador, más del 85% de sus ingredientes vienen de cultivos orgánicos y el 100% de sus productos son basados en plantas.

En un futuro cercano, CUSI espera ampliar su portafolio, hacer que sus ítems lleguen a más países y ser un referente en el mercado de productos saludables en Latinoamérica.

“Hay un gran potencial para comercializar productos ecuatorianos en otros mercados, pero necesitamos ser innovadores y tener precios competitivos”

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: