Estos alimentos son un suplemento importante cuando el bebé inicia con la alimentación complementaria.

Por: Marina Vargas, Nutricionista Clínica. Consulta privada al 099 566 6807
Compotas de sabores frutas
Compotas de sabores frutas

La alimentación en los niños es una de las responsabilidades más importantes para un padre de familia porque, gracias a ella, se definirá el estilo de vida que tendrán a futuro. Una buena nutrición hará que los infantes presenten un menor porcentaje de enfermedades que se producen por un déficit de nutrientes.

Compotas, un suplemento que nutrePor ello, las compotas son un gran suplemento alimenticio, el cual debe ir de la mano de una adecuada alimentación, es decir, una dieta que incluya todos los grupos alimenticios. Cada macro y micro nutriente cumple con determinadas funciones en el organismo.

Es adecuado introducir las compotas cuando se inicia la transición entre la leche materna y la alimentación común, más o menos a los seis meses de nacido el bebé. Hay que recalcar que su uso es principalmente recomendado porque algunos infantes en esta etapa o más grandes no tienen un buen apetito. Esto puede generar una carencia de ciertos nutrientes importantes para lograr un óptimo crecimiento y desarrollo. Suplementar su alimentación con compotas es una estrategia ideal.

Todas las personas, en particular los bebés e infantes en etapa de crecimiento y desarrollo, necesitan nutrientes esenciales, como la proteína. Estas, entre tantos beneficios que tienen, son las encargadas de que los niños tengan un adecuado crecimiento en relación a su edad. El déficit de la misma puede hacer que un niño quede de talla pequeña. Por ello la importancia de este nutriente. Se puede suplementar para llegar a los valores adecuados con compotas que tengan un alto contenido de proteínas, sobre todo las que contienen vegetales.

Por otro lado, un niño necesita de los carbohidratos de manera fundamental, ya que son los encargados de proporcionar la energía necesaria para todas las actividades que tienen. Un niño gasta más calorías que un adulto, debido a su mayor actividad natural. Estos alimentos no causarían ningún efecto secundario, más bien todo lo contrario: ayudan a que esté más sano y fuerte. Pero no todos los carbohidratos son buenos, ya que aquí también se incluye al azúcar, postres y dulces. Se debe indicar que estos no dan beneficios, sino que pueden causar problemas debido a que son alimentos sin nutrientes. Las compotas son una buena opción a la hora de suplementar este macronutriente, ya que en su mayoría podemos encontrar sabores de frutas. Estos alimentos, en su interior, tienen carbohidratos complejos (saludables), que son esenciales para los niños.

Compotas, un suplemento que nutreTambién es importante indicar que todo niño necesita una cantidad mínima de frutas y vegetales, ya que estos son los que proporcionaran las vitaminas y minerales necesarios para mantener un sistema inmunológico fuerte. Una carencia de cualquiera de estos alimentos puede hacer que los niños sean más susceptibles a contraer enfermedades. Aquí las compotas cumplen un papel fundamental. Ayudan a complementar los nutrientes que no se puede llegar a tener totalmente de los alimentos.

La porción recomendada de estos alimentos para niños que tienen problemas en su alimentación como falta de apetito, es de dos a tres al día. Con esa cantidad podemos asegurar la ingesta mínima de micronutrientes propios de frutas y vegetales, además que mejorará la digestión de los pequeños y sus defensas se elevarán.

Compotas, un suplemento que nutrePara niños que tienen una alimentación variada, equilibrada, saludable y nutritiva, se recomienda como mínimo una porción de compota, como suplemento extra. Esto ayudará a reforzar su sistema inmunológico y les permitirá tener una óptima digestión, tomando en cuenta que, cuando un niño se encuentra en la transición de alimentación materna a alimentación complementaria, suele tener varios problemas de estreñimiento.

Las compotas son una gran ayuda para enfrentarlo, además de que, al tener variedad de sabores como mango, melocotón, pera, manzana o mixtas, hará que el niño tenga más variedad en sabores. Esto es transcendental porque ayudará a que, en edades subsiguientes, el niño tenga afinidad por alimentos saludables. Cabe recalcar que el azúcar de estos productos es propio de las frutas, por lo cual no causará problema alguno.

Por otro lado, es importante indicar que, a la hora de suplementar a los niños, se seleccione una opción saludable. Hay que leer el etiquetado nutricional y revisar que sea bajo en azúcar y alto en frutas, vegetales, proteínas, carbohidratos, etc. De esta manera se estará aportando un extra de nutrientes para el óptimo crecimiento y desarrollo de los infantes.

Nutricionalmente, durante los primeros meses, se recomienda que un niño consuma solamente leche materna, pero, debido a varios factores que pueden ser ajenos a lo deseable, muchas veces esto no es posible y se tiene que suplementar con varias alternativas como fórmulas, compotas y derivados. Es mejor introducir estos suplementos según la tolerancia de los niños en sabor, porción y textura.

Las compotas tienen muchos beneficios y son una gran solución para los padres de familia que, por falta de tiempo, no pueden darles todos los alimentos necesarios. Como nutricionista siempre recomiendo esta alternativa antes que darles comida poco saludable como snacks o bebidas procesadas, las cuales tienen un exceso de calorías y azúcar.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: