Skip to main content

Todos nos quejamos. Del clima, de los líderes políticos, del precio de la vida… Y cuando no encontramos razones para hacerlo, nos quejamos de no tener razones.

Revista Maxi - QuejarseQuejarse se convierte, a menudo, en un pasatiempo. Siempre se encuentra a alguien que comparta la afición y hacerlo se vuelve parte del día a día. Pero vivir en la queja perpetua no resuelve problemas y lleva a exagerar el sufrimiento y el malestar.

Es una actividad que afecta negativamente la salud física, mental y aumenta la frustración e insatisfacción por la vida. Incluso puede aumentar los niveles de estrés, ya que los problemas siguen presentes y se manifiesta con dolores de cabeza, de las articulaciones e incluso depresión.

La mayoría necesita hablar con sus seres queridos sobre las frustraciones y los sentimientos. Sus opiniones son importantes cuando enfrentamos elecciones o situaciones difíciles. Compartir de esta manera es positivo, pero a menudo puede implicar un exceso de reclamos o chismes, lo que es contraproducente. Para no caer en la queja sin sentido tome en cuenta las siguientes acciones:

Entienda el por qué

Revista Maxi - Quejarse

¿Critica todo el tiempo cómo hacen las cosas los demás? Posiblemente este tipo de quejas tengan que ver más de lo que cree con usted mismo. Es probable que las utilice como una forma para que su opinión sea tomada en cuenta. En estos casos, es mejor involucrarse y brindar soluciones.

Por otro lado, si sus críticas están enfocadas en usted, como sentirse menos capaz que los demás, molestia constantes de su aspecto físico o de su personalidad, puede ser que deba evaluar su amor propio.

Probablemente lo que se reprocha fue dicho por personas de su pasado que no necesariamente refleja la realidad, o puede ser que se está dejando llevar por los altos estándares de belleza y éxito que impone la sociedad. En lugar de fijarse en sus debilidades, piense en todo lo positivo que lo hacen un ser humano único.

 

Mientras más se enfoque en minimizar sus quejas y maximizar su positivismo, sentirá una diferencia en el nivel de estrés y su satisfacción con la vida

Sin excusas

Mucha gente se queja al hacer ciertas actividades o favores porque no saben cómo decir ‘no’. Si se siente identificado, empiece a escucharse más a sí mismo, priorizando sus necesidades y deseos. Practique cómo responder de manera asertiva, clara y concisa, a situaciones en las que no quiere participar. No se sienta culpable. Tiene todo el derecho de decidir lo que quiere y no quiere hacer. Una respuesta planteada así no debería estar cargada de culpa, sino de honestidad.

Asuma su responsabilidad

Si se encuentra constantemente en situaciones que le incomodan, es hora de preguntarse: ¿cómo llegó a ellas y qué tan responsable es de esto?, ¿qué está haciendo para cambiarlas?, ¿qué necesita para sentirte a gusto? En lugar de quejarse por las cosas que le tocan vivir, mejore sus circunstancias para que no sigan siendo un problema.

Juzgue menos

Eso lo incluye a usted mismo. Parte de la vida es cometer errores. Criticarlos en usted y los demás lleva fácilmente a usar la queja para mostrar inconformidad. Evite usar frases como ‘debería’ o ‘tendría que’, para quejarse por acciones pasadas. En lugar de fijarse en los errores, practique elogiar sus aspectos positivos y de los demás. Empezará a notar cosas positivas de las que no estaba consciente antes.

Esté más presente

El pasado no puede ser cambiado y preocuparse excesivamente por el futuro es inútil. Quejarse de ambos no tiene sentido. Estar en el presente le ayudará a enfocarse mejor en lo que hace y dice, será más paciente y reconocerá los pensamientos negativos en los que usa la crítica como mecanismo para relacionarse. Es mejor disfrutar de las actividades que realiza en el momento, porque habrá menos espacio para pensar en lo que no puede cambiar del pasado, o lo que pasará en el futuro. Enfóquese en lo que tiene alrededor y disfrútelo al máximo.

Absténgase de las redes sociales

La dinámica de la sociedad actual hace que sea muy fácil enfrascarse en peleas y discusiones que no llevan a ningún lado, a través de las redes sociales. Criticar a sus amigos por la Internet no le trae ningún beneficio y la mayoría de las discusiones, no producen cambios reales. Trate de usar menos las redes sociales y concéntrese en mejorar sus propias condiciones y las de su entorno.

Más en Logo maxi: Ejercite su corazón

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: