martes 28 de mayo de 2024

30 años de Productos Mati

30 años de Productos Mati

30 años de Productos Mati

Las clásicas empanadas de verde, listas para freír, se han posicionado en el mercado ecuatoriano. Están por cumplir un importante aniversario. 

Era 1994 cuando Matilde Moreira conoció a la señora Patricia de Wright, esposa de Don Ricky Wright y le ofreció empanadas de verde, las cuales ya tenía listas. Este fue el inicio de un emprendimiento que está próximo a cumplir 30 años. 

Las empanadas Mati de verde, rellenas de queso y listas para freír, son un emblema en la sección de comida lista en los supermercados, gracias a su conveniencia y practicidad. Un producto de necesidad para eventos, cumpleaños, almuerzos y desayunos. 

La propietaria comenta que establecerse en el competitivo mercado de los alimentos preparados es un desafío constante, pero un reto gratificante, que aborda con entusiasmo cada día.  “En un inicio no teníamos medio de transporte porque, en ese tiempo, se entregaban los productos de local en local. Tuvimos que pasar malas noches y madrugar al mayorista para comprar materia prima. Sin embargo, siempre hemos pensado que el cliente debe adquirir un producto de primera calidad y que se sienta satisfecho por lo que sirve en la mesa.”



Grandes alianzas

A la par del inicio de sus operaciones, Mati logró entrar en lo que en ese entonces era Supermercados La Favorita, hoy en día Corporación Favorita, la cadena comercial más grande del Ecuador. 

Explica que iniciaron con su producto en Supermaxi del Inca, con 10 bandejas en la mañana, en el área de delicatessen. De esta manera, las empanadas fueron ganando popularidad y los pedidos fueron incrementando.

En la actualidad, el producto continúa con su misma presentación, pero ahora está disponible a nivel nacional en todos los locales de Supermaxi, Megamaxi, Akí, Gran Akí y Titán. 



Responsabilidad social 

La emprendedora indica que, en estos 30 años de operaciones, han logrado dar un trabajo digno a 15 colaboradores, incluyendo a proveedores. Asimismo, la empresa ayuda a diversidad de fundaciones. “Colaboramos con la Fundación Remar, hemos ayudado a gente con cáncer, algunas comunidades y a gente con necesidades económicas. Las devoluciones que tenemos van direccionadas a las personas que necesitan el pan diario en la mesa”.

En un futuro cercano, la empresa espera continuar creciendo, innovando con nuevos productos y ofrecer lo mejor a los hogares de los ecuatorianos.

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *