Skip to main content

Nutrirnos sin subir de peso. Esta es la gran promesa que el apio cumple a la perfección.  Además de su crujiente textura y sabor, es una verdura equilibrante.

 

CREMA DE APIO

En una olla con cuatro tazas de fondo o caldo de pollo, hierva por 30 minutos a fuego moderado tres tallos de apio, una  papa y ½ cebolla. Deje enfriar y licúe. Salpimiente al gusto y añada una taza de leche evaporada. Sirva caliente.

JUGO TROPICAL

Extraiga el jugo de tres rebanadas de piña y dos tallos de apio (use el extractor de jugos). Mezclar esta preparación con el jugo de dos naranjas. Sirva en un vaso decorado con un triángulo de piña.  Rinde para dos vasos.

APIO, MANZANA Y NUECES

Remoje ½ taza de pasas en una taza de agua de té o en vino dulce. Escurra y deje secar. Pique cuatro tallos de apio y coloque en agua fría por media hora. Escurra. Pele y pique una manzana verde. Rocíe con un poco de zumo de limón para que no se oscurezca. Pique un aguacate (no demasiado maduro). En un bol integre todos los ingredientes y mezcle bien. Añada un poco de sal y si desea, pimienta negra.

 

COMPRA Y CONSERVACIÓN 

• Sus tallos deben estar firmes, crujientes y de color verde claro.  Las hojas de la planta también deben presentarse de la misma manera.

• El apio debe tener una apariencia lustrosa y los tallos deben ser gruesos.

• Esta verdura se debe guardar a menos de 5 °C  y envuelto en un papel húmedo.

• Es preferible consumirlo máximo en tres días para evitar que se marchite.

• Si lo compra en funda, para que respire mejor déjelo en su envoltura original que tiene unos pequeños orificios.

• No lo lave sino al momento de utilizarlo y la parte necesaria. Debe evitar que el resto tenga contacto con el agua.

• Antes de picarlo debe retirar todas sus nervaduras.

No las deje en remojo para que no pierdan su textura.

• Puede congelarlo previamente hervido, pero perderá su cualidad crujiente.

USOS

• El apio es un vegetal muy nutritivo, de agradable y fuerte sabor.  Es muy sabroso en ensaladas, especialmente mezclado con nueces, zanahoria rallada, manzana verde y mayonesa.

• Sus tallos también pueden comerse fritos, pasados por un poco de huevo y harina.

• Es infaltable en el caldo de pollo y también en otras sopas,  estofados y acompañando pollo o pescado. Esta verdura además de su excelente sabor tiene reconocidas propiedades diuréticas y para controlar el hambre. Se puede utilizar para dietas de reducción de peso.

Frescura garantizada El apio se puede refrescar sumergiendo la parte inferior de su tallo en agua. Es un vegetal que se puede congelar si se escalda previamente durante tres minutos, aunque al descongelarlo pierde su textura crujiente. Si se guarda en ambientes con una temperatura superior a los 5 ºC o junto con frutas de respiración rápida como duraznos, ciruelas y frutillas, que producen abundante etileno, pierde el color.  En el supermercado encuéntrelas en su estado natural con o sin empaque.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: