domingo 14 de julio de 2024

El atún en tres maneras

El atún en tres maneras

El atún en tres maneras

El enlatado más apetecido tiene más presentaciones de las que pensaba. Le indicamos tres grandes alternativas y cómo aprovecharlas.

Seguramente ha explorado las opciones de atún enlatado en el supermercado y se habrá percatado de la variedad disponible. Las tres presentaciones más comunes son: la ventresca de atún, los lomos de atún y el atún rallado. Cada una ofrece características únicas que influyen en su aplicación culinaria y en sus cualidades nutritivas.



Ventresca de atún: delicadeza y sabor 

Ubicada en la región abdominal, la ventresca es conocida por su textura tierna y sabor suave. Presentada en grandes trozos, esta variedad de atún enlatado es perfecta para aquellos que buscan una experiencia gastronómica más refinada y gourmet. Su delicadeza la hace ideal para ensaladas sofisticadas, platos de sushi y recetas donde se busca resaltar la calidad y la exquisitez del atún.



Atún en lomos: el más buscado 

Usualmente, cuando hablamos de atún enlatado, este es al que nos referimos. Es, probablemente, la presentación más versátil. Se obtienen de la parte dorsal del pez y se presentan en trozos compactos. Su textura firme y su sabor característico los hacen ideales para una amplia gama de aplicaciones culinarias. Desde ensaladas y sándwiches, hasta platos principales, destaca por su adaptabilidad y su capacidad para aportar un toque distintivo a, básicamente, cualquier platillo de sal que guste preparar.



Atún rallado súper práctico

Consiste en trozos ya desmenuzados de carne de atún. Esta presentación es ideal para aquellos que buscan conveniencia en la cocina. Su formato facilita la mezcla con salsas, ensaladas o rellenos. Además, el atún rallado es una excelente opción para aportar proteínas a platos como pasta, arroz o wraps de manera uniforme.

Aliados de la salud

En términos de valor nutricional, todas estas presentaciones de atún enlatado son ricas en proteínas de alta biodisponibilidad y Ácidos Grasos Omega 3, beneficiosos para la salud cardiovascular. Sin embargo, la ventresca tiende a ser algo más grasa, mientras que los lomos y el atún rallado suelen ser opciones más magras. La elección entre estas opciones dependerá de sus preferencias dietéticas y del perfil de sabor que busque en sus platos.

Recetas con atún y otros enlatados del mar, tips prácticos y mucho más pulsando aquí

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *