martes 16 de agosto de 2022

La conciencia de consumir harinas

La conciencia de consumir harinas

La conciencia de consumir harinas

Es un ingrediente elemental en la alimentación humana, pero ¿sabe todos los tipos que existen y cuál opción es la adecuada para usted?

Las harinas son unos de los alimentos más antiguos que se puede encontrar en el mercado. Existen de diferentes tipos, colores y aromas, pero ¿realmente se tiene una conciencia alimentaria al comprar estas opciones? A veces, por falta de conocimientos básicos en nutrición, preferimos consumir las harinas más refinadas, tomando en cuenta que estos productos tienden a perder sus nutrientes en su proceso de fabricación.  

Para obtener este alimento se necesitan granos, leguminosas u opciones secas, que puedan llegar a una textura harinosa y desde aquí partimos con los tipos de harinas que existen.

Nutricionalmente, es común dividirlas en dos tipos: con gluten y sin gluten. Este es un conjunto de proteínas, que dotan de elasticidad a las masas. Sin embargo, es la causa de algunas dolencias para las personas que sufren de intolerancia a este componente.

Las harinas con gluten tienen algunas subdivisiones, entre las cuales encontramos:

harina-de-avena

Harina de avena. Tiene mayor cantidad de fibra, se la puede usar en la mayoría de preparaciones, tanto de sal como de dulce: postres, pan, sopas y salsas. Es una opción perfecta si estamos en una dieta de reducción de peso. Alta en vitaminas A, B y minerales como el zinc magnesio y hierro.

harina-de-trigo

Harina de trigo refinada. Esta es la más común y usualmente lo que entendemos cuando nos referimos a la harina. La mayoría viene fortificada con varios minerales y vitaminas. Sirve para todas las preparaciones, pero al tener procesos de refinamiento, tiende a perder características propias del trigo, lo que podría afectar a la salud si se la consume en exceso.

harina-de-trigo-integral

Harina de trigo integral. Tiene una gran cantidad de fibra y vitaminas del complejo B, fósforo y zinc, entre otros.

harina-de-centeno

Harina de centeno. Es una opción alta en fibra y vitaminas del complejo B. Se la utiliza más en opciones de panes densos. Su uso en repostería no es tan recomendado, debido al leve amargor que tiene.

harina-de-cebada

Harina de cebada. Es una opción adecuada como espesante y para hacer panes poco esponjosos. Alta en fósforo, magnesio, vitaminas A, B, C y también contiene fibra.

Entre el grupo de las harinas que no contienen gluten, se puede mencionar a las siguientes:

harina-de-maiz

Harina de maíz. Es una opción que se puede utilizar en panes, sopas y salsas. Contiene gran cantidad de sodio, magnesio y calcio.

harina-de-quinua

Harina de quinua. Este tipo de harina se considera más beneficiosa nutricionalmente. La quinua es un súper alimento que tiene innumerables ventajas para la salud. Aporta aminoácidos esenciales, por lo que es rica en proteína vegetal. También tiene fibra y minerales como el hierro, calcio y zinc, entre otros. Se la puede utilizar en opciones de sal y de dulce.  

harina-de-haba

Harina de haba. Esta opción es también una gran fuente de proteína vegetal, fibra, vitaminas A, B, hierro y fósforo. Su uso es, principalmente, para sopas u opciones de sal, debido a su aroma característico.  

harina-de-almendra

Harina de almendra. Se la utiliza de preferencia en recetas de dulce, pero en algunos casos también se la consume con opciones de sal. Es gran fuente de fibra, antioxidantes, ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Además, es rica en proteínas.

harina-de-coco

Harina de coco. Opción rica en aminoácidos y ácidos grasos, pero contiene un alto valor calórico, por lo cual su consumo debe ser moderado. El sabor que aporta esta harina es diferente y muy llamativo, sobre todo al preparar postres.

harina-de-arroz

Harina de arroz. Su cantidad de fibra es baja, pero contiene potasio, fósforo, selenio, yodo y magnesio. Es una fuente considerable de buenos carbohidratos.

harina-de-garbanzo

Harina de garbanzo. Este tipo de harina es una excelente opción para la nutrición. Se la puede usar en repostería, en panadería, además de que sirve para espesar salsas, hacer sopas y brinda un excelente aporte nutricional al organismo. Es rica en ácidos grasos esenciales como el Omega 3 y Omega 6, vitaminas del grupo B, C, E y K. Es una gran fuente de proteína vegetal.

Ficha Marina Vargas

Marina Vargas

Nutricionista Clínica
Consulta privada al: 099 566 6807

Comparte este artículo en:

Comentarios

8 comentarios

    1. Estimada Paulina, que gusto saber que este artículo es de su agrado. Esperamos que siga navegando en la Maxi Online y comparta con sus conocidos los temas de interés.

    1. Estimada Fanny, que gusto saber que este artículo es de su agrado. Esperamos que siga navegando en la Maxi Online y comparta con sus conocidos los temas de interés.

  1. Que bueno que publiquen estos artículos tan útiles en la alimentación más que nunca tenemos que saber alimentarnos para poder tener nuestro sistema. Inmune elevado y gozar de buena salud porque somos como el pez morimos por nuestra boca….
    Gracias

    1. Estimada Miriam, que gusto saber que este artículo es de su agrado. Esperamos que siga navegando en la Maxi Online y comparta con sus conocidos los temas de interés.

    1. Estimada Rosa, que gusto saber que este artículo es de su agrado. Esperamos que siga navegando en la Maxi Online y comparta con sus conocidos los temas de interés.

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.