lunes 27 de mayo de 2024

Hora del baño, ¡pura diversión!

Hora del baño, ¡pura diversión!

Hora del baño, ¡pura diversión!

Simplifique y mejore la higiene de su compañero canino con estos sencillos consejos que le presentamos.

La hora del baño es uno de los momentos más temidos por los perros y sus amos. Pero, con estas sugerencias, podrá evitar inconvenientes, e incluso transformarla en un momento agradable para los dos. El aseo del can puede ser una rutina divertida y esperada para su compañero peludo. Tenga en cuenta los siguientes consejos:

Haga que reconozca el escenario

haga-que



Permita que su can se familiarice con los instrumentos que pretende usar. Deje que los olfatee para que se sienta a gusto y asegúrese de que confía en usted. Para darle más seguridad puede premiarlo con snacks. Así, asocian al baño como algo agradable. Recuerde usar agua tibia, pues si la calienta mucho, afectará su pelaje y su amigo peludo se sentirá incómodo.

Bajo techo

bajo-techo



Para evitar que se escape y mantenerlo disciplinado, es mejor que realice este acto dentro de la casa. Esto dependerá mucho del tamaño de su perro, pero por lo general, es bueno hacerlo en una tina de plástico, dentro de su ducha, usando un grifo extraíble que facilita el trabajo.

También al aire libre

aire-libre



Si su casa tiene patio u otro espacio grande, hacerlo aquí es otra alternativa. Sin embargo, debe prepararse para mantenerlo ocupado por un rato, pues es común que cuando esté mojado no pare de sacudirse o quiera frotar su peluda y recién lavada piel en el césped. Un minuto de descuido y todo el arduo trabajo se echará a perder. Es recomendable que lo amarre para evitar que se escape, mientras realiza el procedimiento.

Los implementos indicados

implementos


Los diversos tipos de shampoo para perro varían según el pelaje y la raza. Lea todas las instrucciones antes de emplearlo y jamás use su propio shampoo, pues el PH no es el indicado para el cabello canino.

Para finalizar

finalizar



Remueva el exceso de agua con las manos. Permítale que se sacude para liberar la cantidad de agua acumulada en su pelaje. Luego, séquelo con una toalla o usando un secador en potencia baja con aire tibio. Cepíllelo delicadamente y ¡listo! Su compañero de cuatro patas estará perfectamente limpio y será un imán de mimos.

Siga con más en "El pelaje de su perro"

Comparte este artículo en:

Comentarios

Deje su respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *