Skip to main content

Las fragancias están ligadas con los recuerdos y las emociones. Para escoger la adecuada es fundamental hacer un ejercicio de identificación de los olores de la naturaleza y saber con cuáles se siente a gusto. Este es un paso trascendental antes de seleccionar una marca personal que quedará impresa en la memoria olfativa de quienes estén a su alrededor.

Aromas que evocan emociones

Existen olores capaces de transportarnos en el tiempo y el espacio. Para muchos, el aroma del pan, que acaba de salir del horno, evoca la calidez de las reuniones familiares. La memoria funciona por asociación y los aromas aportan información esencial que el cerebro clasifica, ligándola a eventos, o personas. Sharvelt Kattán Campos, experto en aromas, explica que el que un olor resulte agradable depende, en gran medida, del recuerdo con el que esté asociado.

Cada aroma funciona como un código que abre la puerta del recuerdo. Al respirar y captar esencias es posible experimentar diversos estados de ánimo. Por ello, identificar los olores es una tarea ineludible.

Se dice que el olfato humano puede distinguir más de 10 mil olores distintos. En el mundo de la perfumería, donde todo el tiempo se está experimentando con las fragancias, existe un sistema de clasificación en el que se habla de grandes familias. Entre las principales están:

Cítrica: Se caracteriza por ser fresca y por estar inspirada en esencias de frutas como la mandarina, naranja y el limón.
Floral: Se asocia con la delicadeza y sus notas giran alrededor de flores como jazmín, rosas o violetas.
Oriental: Se destaca por sus creaciones intensas, que se extraen de especias como el clavo de olor, pimienta y cardamomo.
Cuero: Dominada por notas ahumadas. Genera fragancias intensas, empleadas para líneas de perfumería masculinas.
Amaderadas: Están elaboradas en base a notas extraídas de las maderas de árboles como el cedro, el abedul o el sándalo.

Encante con su aroma

Ahora que ha identificado la familia aromática que más le favorece, aplique su perfume favorito de la mejor manera. La química olfativa es un delicado balance entre las notas de su fragancia favorita y el olor natural de su cuerpo.

Para lograr el equilibrio perfecto y deslumbrar con su aroma en cualquier ocasión, hay que saber aplicarlo. Si rocía demasiado perfume, corre el riesgo de abrumar, lo que hace que su presencia se vuelva molesta para muchos. Por otro lado, si se coloca muy poco, el aroma pasará totalmente desapercibido. Por ello, le presentamos las siguientes recomendaciones:

• Si desea que el olor del perfume sea apenas un complemento leve, rocíelo en el ambiente y pase por él. El aroma se impregnará al cuerpo y será percibido por usted y los demás de manera sutil.
• El mejor momento para colocarse su fragancia es inmediatamente después del baño, cuando la piel está limpia. Así, el aroma será más agradable.
• Si desea que su fragancia dure por más tiempo, aplíquela delicadamente en el cabello.
• Evite rociarlo sobre la ropa. Esto interfiere con las notas y no estará emanando el aroma real.
• Si quiere que el perfume destaque sin abrumar, colóquelo en zonas estratégicas: detrás de las orejas, en el interior de los codos, en las muñecas y en el cuello.
• En estas zonas el flujo sanguíneo está más cerca de la piel, lo que hace que la temperatura sea más alta y la fragancia se evapore de forma lenta.
• Rocíelo a cierta distancia para que se distribuya de mejor manera. A unos 10 centímetros del área es lo adecuado.

 

El poder sanador de las esencias

Los olores, además de estar ligados a los recuerdos y las emociones, tienen una dimensión que contribuye a la salud. Existen terapias alternativas en las que los aromas son empleados para calmar dolencias.

 

En la aromaterapia se emplean aceites esenciales, que son extraídos de plantas aromáticas, flores, hojas, semillas, frutas y cortezas de árboles. Sharvelt Kattán, experto en aromas, explica que estos aceites, al no ser sintéticos, contribuyen al equilibrio energético y se emplean en medicina curativa y preventiva.

Botiquín aromático

aceites-esenciales revista MAxi

Eucalipto:

El aceite esencial de eucalipto es un antibiótico poderoso. Lo puede usar diariamente, en pequeñas dosis, para fortalecer vías respiratorias, eliminar bacterias y ácaros del ambiente.

Jazmín:

El aroma del jazmín ha sido empleado para múltiples terapias. Es capaz de reducir el estrés y las dificultades para dormir. También se usa para reducir los niveles de ansiedad y mejorar el estado de ánimo.

Canela:

El penetrante olor de la canela hará que exista mayor motivación a la hora de realizar cualquier tipo de ejercicio y le ayudará a encontrar equilibrio emocional y reducir la fatiga.

Logo Maxionline Más tips en ¨S.O.S Manchas¨

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: