Un ciudadano honesto que hace noticia

0
4

cuadroycaza Revista Maxi
10 PRINCIPIOS CIUDADANOS No. 9: Se honesto y exige honestidad

 

Patricio Ojeda fue reconocido por un acto íntegro de honestidad. Aquí contamos su historia y su lección.

 

En mayo pasado, la prensa ecuatoriana destacó la noticia de un conductor de taxi que devolvió un bolso con dinero a una pasajera que lo olvidó en su unidad. Ese acto debería ser la norma, pero resulta ejemplar en estos tiempos y es digno de destacar.
El conductor en cuestión es Patricio Ojeda, ecuatoriano y oriundo de Tungurahua. Al final de su jornada como taxista, se encontró con un hallazgo en el asiento trasero de su vehículo. Ahí estaba una cartera con cinco mil dólares. Al ver el bolso, recordó que era de una pasajera que trasladó, junto a sus dos hijos, a una vivienda, en el Puyo.
La noche fue larga y no podía dormir pensando en que amaneciera pronto para devolver lo que halló.
Patricio recuerda el “Dios le pague” y el llanto de la mujer que había recuperado el dinero para la educación de sus cuatro hijos. Por su actuación, ha recibido el reconocimiento ciudadano, a través de los medios de comunicación, la Policía Nacional, Municipio del Puyo y algunos gremios del taxismo.
“La honestidad es un don que está al alcance de todos, pero pocos la practican”, afirma el caballero y recuerda que de niño, todas las noches, sus abuelos le enseñaban a orar y le pedían que se convierta en un ‘hombre de bien’. El beso en la cabeza de su abuela lo recuerda con cariño y sus enseñanzas son ahora un ritual que honra todos los días de su vida, a través del esfuerzo, sacrificio y trabajo duro.

Los 10 Principios Ciudadanos son la inspiración para la campaña ‘Con Actitud’ www.lideresparagobernar.org

Hace un año, Patricio Ojeda regresó de España. Allí vivió durante 18 años, pues emigró buscando días mejores. En ese país inició como clasificador de frutas en una empresa de exportación, luego trabajó en el sector de la construcción.
Más tarde, tras realizar varios cursos, logró su licencia, lo que le permitió cumplir el sueño de trabajar como conductor de tráileres.
Laboró durante 15 años en el transporte pesado, recorriendo las vías de España y de otros países de Europa. Dice que siempre se destacó por ser un trabajador honrado y proactivo, que se ganaba la confianza de sus jefes. “La única forma de trabajar que sé, es dándolo todo, respetando, siendo honesto y superándome cada día. Eso me ha llevado a tener una buena vida”, comenta con orgullo.

Patricio siente que su vida ha cambiado desde que salió en las noticias. Aunque en su actitud destaca la sencillez y es modesto, se alegra al saber que su actuación puede aportar a hacer un mejor país y ser ejemplo para otros ciudadanos. “La honestidad se la aplica en todo: en el trabajo, en la vida personal, con la familia, etc. Siempre se puede hacer la diferencia. La satisfacción y tranquilidad de actuar correctamente no tiene precio. Ojalá esto lo entendiéramos más los ecuatorianos”.
La noticia sobre el acto de Patricio, de 42 años, ha trascendido fronteras. Sus jefes y compañeros en España lo han llamado a felicitar y lo recuerdan con cariño. Muchos compatriotas que residen en el extranjero también le agradecen que suene el país afuera por esta noticia. En su tierra ha dejado una lección importante: Vivir y trabajar con honestidad.

Revista Maxi

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí