Tecnología que educa

0
2094

Cada vez se encuentran más elementos tecnológicos en el entorno educativo. Pizarras interactivas, aulas virtuales y un sinfín de recursos electrónicos se han integrado a las aulas.

Hoy, más que nunca, es importante pensar cuál es el uso adecuado que se le debe dar a las tecnologías. Incorporar estas herramientas a la educación aporta una serie de beneficios como aumentar el interés de los niños por aprender y potenciar su entendimiento. Pero hay que recordar que este proceso es nuevo, por lo que el acceso a dispositivos móviles debe ir acompañado de un control, en el que los pequeños entiendan cuáles son sus responsabilidades y las consecuencias que conlleva esto.

Revista Maxi - TecnologíaAprender experimentando

Nativos digitales, una nueva generación de niños y jóvenes que se caracterizan por haber crecido en un entorno digital y adoptado, por completo, la tecnología en sus vidas. Este tipo de herramientas tecnológicas ocupan un lugar central en su cotidianidad y dependen 100% de ellas. Tanto así, que las utilizan para relacionarse, informarse, comprar e, inclusive, estudiar.

La tecnología, según María Belén Pazmiño, directora del Centro de Desarrollo Emocional Lovemotion y Máster en Psicología Infanto-Juvenil, puede ser utilizada como un apoyo para reforzar diferentes áreas de aprendizaje, como la percepción visual o el lenguaje. Esto significa que es un aliado en el proceso de educación de los más pequeños, pues ayuda a fortificar y complementar los contenidos aprendidos. “El mejor aprendizaje es aquel en el cual usamos material especializado, potenciando las experiencias educativas lúdicas y vivenciales”, explica la experta.

Sin embargo, un uso excesivo puede generar problemas en las distintas áreas de desarrollo. Por ejemplo, afecta su atención y concentración, ya que reciben varios estímulos visuales y auditivos a la vez. Otro inconveniente es que, si desde pequeños abusan de tablets u otros dispositivos, usualmente presentan problemas de lenguaje. No existe una interacción en la que el niño tenga la necesidad de comunicarse. Finalmente, al estar conectados constantemente, les cuesta desarrollar sus habilidades sociales.

Las herramientas tecnológicas brindan beneficios pero, si hay un abuso, algunas desventajas. He ahí la importancia de encontrar equilibrio en su uso.

Un aliado responsable

La tecnología debe ser utilizada con un objetivo específico, sin abusar en su uso. A continuación, María Belén Pazmiño, psicóloga y educadora, presenta algunas recomendaciones que le permitirán explotar las bondades de esta herramienta, la cual influirá en que el aprendizaje y entendimiento de sus hijos sea más dinámico.

EDAD INDICADA

A partir de los tres años, período de tiempo en el que han adquirido más habilidades en las diferentes áreas de su desarrollo, se recomienda integrar herramientas tecnológicas específicas para su edad.

TIEMPO DE USO

En niños pequeños, entre tres y seis años, el uso de dispositivos tecnológicos no debe sobrepasar más de una hora al día y en los más grandes, entre seis y 12 años, se recomienda máximo dos horas diarias. Todo dependerá de las necesidades que tengan, ya sea para sus estudios o entretenimiento.

ALTERNATIVAS

Es inevitable, los pequeños están rodeados de tecnología. Por lo tanto, es necesario que tanto padres, como adultos y profesores les brinden las oportunidades y espacios de juego apropiados. Motivarlos a que se involucren en el deporte, arte, lectura, juego libre, además de relacionarse y compartir con otros niños, es una excelente idea. Es importante recalcar que, si los niños están felices experimentando a través de diferentes actividades, la necesidad de usar dispositivos digitales será limitada.

JUEGO AL AIRE LIBRE VS JUEGOS DE VIDEO

Siempre es importante dar prioridad a que los niños se diviertan a través del juego, donde ellos sean los protagonistas del mismo y utilicen su imaginación y creatividad. Recuerde que el juego es parte de su crecimiento y desarrollo. Por lo tanto, hay que buscar espacios y fijar horarios para cada una de sus actividades diarias.

SUPERVISIÓN ADECUADA

Los padres necesitan siempre estar atentos de que el contenido que los pequeños visualicen a través de las pantallas sea apropiado para su edad, además de fijar horarios para el uso de estos dispositivos.

BÁSICOS DE LA TECNOLOGÍA

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí