Procesos eficientes, tecnología de punta, rigurosas normas sanitarias y operaciones ecológicas son el respaldo de la carne de res Supermaxi.

 

Si su propósito es llevar productos de calidad al hogar, Supermaxi y Megamaxi son sus grandes aliados. Desde 1982 comercializamos la mejor carne del país.

Donde todo inicia

La planta de faenamiento vacuno y porcino Agropesa, ubicada en Santo Domingo de los Tsáchilas, es considerada una de las más modernas de Sudamérica. Aquí se reciben las reses desde fincas seleccionadas y se las clasifica por peso, edad, y porcentaje de grasa.

Se verifica que cuenten con todas las vacunas pertinentes y personal altamente calificado realiza visitas esporádicas a cada una de las fincas, para cerciorarse de que el tratamiento que reciben los animales sea el adecuado. Las reses faenadas se conservan en cámaras frías con tecnología de origen italiano y se transportan a la Central de Carnes en camiones refrigerados.

Faenamiento Revista maxionline

 

En la Central de Carnes

Aquí se realiza el corte, deshuese, etiquetamiento y empaque. La Central opera con bandas transportadoras, sierras robóticas, rieles eléctricas y fileteadoras automáticas. Fuimos los pioneros en el país en trabajar con empaques en atmósfera modificada, al vacío y termoformados, lo que garantiza que el producto final llegue a los clientes con un tiempo de conservación óptimo, garantizando frescura e inocuidad.

Cada empaque se despacha en camiones refrigerados a 4°C. Todos los supermercados tienen un medidor de humedad relativa para mantener la carne en buen estado. Los cortes se colocan en exhibidores a una temperatura de 3°C.

Carnes revista Maxionline

Buen manejo ecológico

Hemos implementado una serie de medidas para mitigar el posible impacto ambiental y hacer que la producción vacuna sea lo más responsable posible. Agropesa cuenta con la certificación Punto Verde, otorgada por el Ministerio del Ambiente. Maneja una planta de tratamiento de aguas residuales. Asimismo, la Central de Carnes ha implementado un mecanismo de manejo de desechos orgánicos, los cuales regresan a Agropesa para producir productos secundarios, como huesos de perro. Así, no se genera ningún desperdicio biológico.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: