Niños: quehaceres que aportan responsabilidad

0
89

Motivar a los niños a ayudar con las labores del hogar brinda estructura y ayuda con su formación.

 

Revista Maxi linea corazon

La cooperación de los más pequeños en las tareas de la casa es algo beneficioso para toda la familia, pero saber delegar obligaciones es algo que no se debe ignorar. La psicóloga clínica Rebeca Manzanares explica que esto es algo importante porque se inicia con un sentido de responsabilidad y una comprensión de cómo funcionan las cosas en el hogar. “Hacer que los niños colaboren brinda estabilidad y rutinas. Da una perspectiva de causa y consecuencia”.

Es esencial iniciar desde edades tempranas, teniendo en cuenta sus capacidades y hacerlo siempre con un enfoque acogedor y positivo, para que se pueda dar un sentido a sus acciones.

La experta aconseja empezar a dar tareas sencillas desde los cuatro años, acordes a su edad. Esto ayuda también a su desarrollo motriz y noción espacial. “Se
puede empezar con responsabilidades que beneficien directamente a los niños, como ordenar sus juguetes. Después, hay como incorporarlos en las rutinas diarias, como preparar la mesa, recogerla o lavar platos, asignando un día a cada miembro de la familia para que cumpla con estas funciones”.

A medida que pasa el tiempo y mientras avanza su desarrollo, se pueden abordar estos quehaceres de otra manera y aumentar ciertas responsabilidades estratégicas.
Se recomienda trabajar el sentido de ellas y hacerles saber su causa y efecto. “Si debo mantener mis juguetes limpios y ordenados, es para evitar que se pierdan. Si preparo la mesa, es parte de la rutina que todos compartimos y debo hacerlo correctamente para que se vea bien y se cubran las necesidades acorde a la comida, entre otras”.

De acuerdo a las necesidades familiares, se podrían aumentar las responsabilidades.

La especialista considera que los quehaceres deben ser incorporados como parte de la rutina diaria de la familia, como un trabajo en equipo, no solo asignando tareas a un hijo, sino a todos. “Los papás también deben modelar la responsabilidad en el hogar y enseñar con el ejemplo”. Para cerciorarse de motivar a los niños, todo debe ser enfocado primero en que mantengan sus cosas ordenadas y limpias. Luego, dependiendo de la edad, capacidad y fortalezas, las responsabilidades compartidas del hogar. Se puede crear un calendario visible para todos, donde se especifiquen las tareas y la persona que va a cumplirlas. Si una persona tiene más que el resto, se pueden re-distribuir.

Es normal, en edades más grandes, que se entre en conflicto al proponer que se realicen estas tareas. Se debe explicar y trabajar una disciplina positiva, enfocando en la responsabilidad y los beneficios que cumplirla trae. “Si completan las tareas una semana, la familia puede compartir un momento especial juntos, que todos disfruten. Un motivador es el cuidado de sus propias mascotas. Deben ocuparse del aseo y de su alimentación”.

En el caso de que haya rebeldía al incluir nuevas responsabilidades, se aconseja una perspectiva firme pero adecuada, desde el primer momento en el que se trabaje esta nueva rutina, explicando siempre el por qué. Los niños deben
entender que es un proceso que les va a beneficiar en el presente y futuro. Si no desean cumplir las rutinas, es importante que se de cuenta qué es lo que pasa si no se mantiene un orden, o que entiendan qué consecuencias hay si no se cumple lo acordado. Debe ser consecuente para abordar las consecuencias.

Cuando se presenten casos de oposición, negatividad o agresividad, la experta sugiere buscar ayuda profesional, para trabajar los conflictos y perspectivas que tiene el niño en cuanto a su familia.

Más en Logo maxi: Ejercite su corazón

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí