¿Nos mudamos juntos?

0
51

Llevar la relación al siguiente nivel es una decisión importante, que determinará si esta se afianza o si no es lo que esperaba.

Revista Maxi - MudarseSe tiene la idea romántica de que irse a vivir con su pareja será puro amor y diversión, pero muy pronto se dará cuenta que no siempre es así. Para emprender esta aventura, hay ciertos aspectos que debe tener en cuenta antes de dar este importante paso.

Motivos adecuados

Vivir juntos involucra pasar mucho tiempo en compañía de su pareja. Deberán tomar decisiones juntos, ceder en algunos asuntos y defender otros. Si los motivos por los que quiere tomar esta decisión no están claros o si cree que existen problemas que se solucionarán con la convivencia, es mejor pensar detenidamente. ¿Están los dos listos para vivir juntos o hay presión de una de las partes? ¿Es simplemente por compartir gastos? Asegúrese de hablar honestamente sobre lo que motiva esta decisión.

Período de prueba

Si ha convivido con su pareja únicamente por cortos períodos de tiempo, es hora de hacerlo por más tiempo. Una escapada de un fin de semana o verse todos los días unas horas no cuenta. Para descubrir realmente cómo será esta situación, lo mejor es que convivan en el mismo espacio por lo menos un par de semanas consecutivas. En el período de prueba se conocerán en la cotidianidad. Servirá para asegurarse de que aquellas pequeñas cosas, como dejar la pasta de dientes destapada o irse a dormir a la madrugada, son motivo de rompimiento o situaciones con las que podrá lidiar.

Gastos

Los problemas más frecuentes por los que las parejas pelean están relacionados a las finanzas. Aclarar desde el principio cómo dividirán sus gastos, quién paga qué y el porcentaje que cada uno aporta evitará problemas posteriores. No hay fórmula exacta, cada pareja utiliza lo que le funcione mejor.

Además, es importante hablar sobre los ingresos de cada uno, si existen deudas previas y cómo está su estado financiero. Así podrán tener una visión amplia del manejo de los gastos y con cuánto contarán para iniciar su vida juntos.

Reglas, expectativas y responsabilidades

Hablar sobre las reglas básicas de convivencia y aquellas cosas que son tolerables para uno y las que no, ayudará a prever cómo será su vida en pareja. Si usted es fanático del orden y su pareja nunca ha limpiado ni su propia habitación, es hora de poner reglas. Hay que definir qué responsabilidades tendrá cada uno para mantener su hogar: quién se encargará de los pagos, de lidiar con los vecinos ruidosos y la suciedad.

¿Qué expectativas tienen de vivir juntos? Hablar sobre si están de acuerdo con hacer reuniones sociales, si pasarán todo su tiempo libre juntos o querrán un momento en solitario, si están de acuerdo con que el otro llegue a la madrugada o sobre las expectativas en la vida sexual. Estos son temas que se deben acordar previamente, para que ambos se sientan cómodos con las decisiones que han tomado.

El espacio

Aunque parezca un tema banal, cuando dos personas deciden compartir su vida, esto también incluye el espacio físico. Hablar al respecto les ayudará a determinar el tamaño del armario que necesitará su nuevo hogar o si tienen que invertir dinero en muebles y cosas del hogar que ninguno de los dos tiene todavía. Espacio también se refiere al espacio personal. Ahora que pasarán más tiempo juntos, ¿qué cosas están permitidas?, ¿podrá su pareja revisar su teléfono?, ¿entrar al baño mientras usted está ahí?, ¿está su pareja de acuerdo con que su alarma suene cada cinco minutos?

¿A dónde va la relación?

Cuando se da un paso tan importante se crean expectativas en la pareja. Pero, ¿han hablado sobre lo que pasará después? Es fundamental saber si los dos están de acuerdo en el futuro que vendrá después de esta decisión. Para algunos, vivir juntos será el paso final al que llegarán, pero para otros, será la señal de planificar matrimonio e hijos. Es importante saber si están de acuerdo, si esta es la mejor alternativa o si quieren cosas diferentes para el futuro.

Hay un tiempo para ajustarse a la nueva situación

Por lo general, al planear una vida en pareja, se tiende a imaginar un romance idílico en el que todo funciona bien y pasa con su pareja haciendo lo que más le gusta. Esto no siempre es así y en un inicio las creencias, los hábitos y la forma de llevar las cosas chocan. Como en todo cambio, ambos necesitan un tiempo para ajustarse y crear nuevos hábitos y costumbres juntos.

Crear un plan por si rompen

Nadie inicia la vida en pareja pensando que va a fracasar. Lamentablemente, es una posibilidad que se debe contemplar. Pensar en qué pasará si la relación se acaba, les prevendrá de mantenerse juntos por compartir un contrato de arriendo o por no saber a dónde ir si debe salir de casa. Si hay mascotas o hijos de por medio, con mayor razón es necesario desarrollar un plan. Sin embargo, recuerde que tomar este paso es una aventura y un proceso que trae altibajos, y al que hay que acostumbrarse. Disfrute de esta nueva etapa, descubriendo otro aspecto de su media naranja y develando qué es lo que funciona para ambos.

Logo MaxionlineSonríale a la vida

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí