Mitos y verdades nutricionales

0
19

En el mundo nutricional hay muchas creencias comunes,
pero no todo es cierto. Una experta despeja las dudas.

MITO: Hay que limitar el consumo de huevos a máximo tres por semana

HECHO: La nutricionista Paula Salazar explica que esta es una creencia común, pero varios estudios han comprobado que su consumo regular no está asociado al aumento de colesterol en la sangre. “Si bien es cierto que la yema de huevo tiene alrededor de 215 mg de colesterol, se ha comprobado que solo se absorbe el 15% de éste. El consumo regular de huevos es seguro dentro de una dieta equilibrada”.


MITO: El zumo es mejor que la fruta

HECHO: “Nunca será lo mismo consumir fruta que un zumo. La fruta es un conjunto de nutrientes, agua, fibra y vitaminas que se deben consumir juntos para obtener un total beneficio, mientras que el zumo se vuelve un concentrado de calorías ya que, para preparar una porción, usamos más cantidad de fruta que la porción que comemos y así, aumentamos la carga de fructosa y disminuimos la cantidad de fibra”.


MITO: La alimentación vegetariana es la más saludable

HECHO: “No podríamos catalogar a la alimentación vegetariana como la más o la menos saludable. Este tipo de alimentación ha marcado una nueva tendencia y a pesar de que ser vegetariano tiene varios beneficios, también una mala práctica puede resultar en problemas para la salud. Es de suma importancia que antes de iniciarla, se tenga una guía, visitando a un profesional, que evalúe los requerimientos nutricionales”.


MITO: La grasa animal es lo que más engorda

HECHO: Todas las grasas en exceso engordan y se debe llevar una dieta equilibrada para evitar la ganancia excesiva de peso. Es importante conocer los distintos tipos de grasas, para hacer elecciones saludables. Las saturadas están presentes en carne animal y lácteos. Las grasas insaturadas tienen ácidos grasos esenciales y están en aceites de pescado y aceites vegetales. Las grasas trans, presentes en la mayoría de comida chatarra son hidrogenadas y representan el grupo más peligroso para la salud.



MITO: El gluten es malo

HECHO: El gluten es una proteína vegetal que está presente en el trigo, centeno, cebada y en alimentos procesados derivados de estos cereales. Se han puesto de moda las dietas ‘anti-gluten’, pero no existe evidencia científica que justifique que una persona, sin presentar alguna alteración intestinal por su consumo, tenga beneficios evitando su ingesta. “Si una persona no presenta enfermedad celíaca, relacionada con la intolerancia al gluten, no se aconseja evitar su consumo”.


Paula Salazar
Nutricionista

• Nutricionista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. • Nutricionista clínica en el Hospital General San Francisco de Quito. • Consulta privada en las Torres Médicas del Hospital Metropolitano de Quito.