El taxo

0
612

TODA UNA DELICIA

Una fruta andina llena de propiedades curativas,
que cuenta con un exquisito y peculiar sabor.

Para preparar zumos, mermeladas, salsas, aderezos y todo tipo de platillos dulces. El taxo es una fruta popular en todo el país y muy apetecida, no solo por su gran sabor y aroma, sino también por su excelente aporte nutricional. Es un alimento que no debe ignorar si desea cuidar la línea y es muy útil para mantener la salud del organismo. Esta fruta ha sido aprovechada de diversas maneras por generaciones en la región de los Andes y se le atribuyen diversos usos medicinales ancestrales. Los pueblos de Tungurahua, Chimborazo e Imbabura la aprovechan, entre otros usos, para regular los ciclos menstruales, evitar molestias durante el posparto y combatir hinchazones.

 


 

HISTORIA

Este alimento es originario de los Andes y crece en climas relativamente fríos o templados. Su consumo data desde la época precolombina y es una fruta popular en países como: Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia.

 

 

 


 

NUTRICIÓN

El taxo destaca por su alto contenido de vitaminas A, C y las del grupo B, imprescindibles para la salud de la piel, la vista, el trabajo del sistema inmunitario y la circulación sanguínea, entre otros beneficios. Es un excelente diurético y contiene mucha fibra, además de minerales como el  calcio, hierro y fósforo. Ayuda a regular los problemas estomacales, intestinales y puede combatir afecciones hepáticas y renales. Es bajo en calorías, lo que lo hace ideal para incluirlo en dietas de pérdida de peso.

 


 

USOS

Lo más común es consumir taxo en platos dulces como helado, rellenos para pastel, jaleas y diversas preparaciones de repostería. Sin embargo, este alimento se luce cuando lo aprovecha para jugos en el desayuno. Lo ideal es prepararlo con un poco de leche, para que tome su conocida textura y gusto especial. También es posible saborearlo al natural, aunque puede que su sabor sea un poco amargo. Úselo en salsas para acompañar carnes como el chancho o el pollo.

 


 

 


CONSERVACIÓN

Esta fruta es un alimento fresco y perecible. Si piensa consumir sus taxos en los próximos días después de su compra, no es necesario que los refrigere. Pero, si quiere extender su vida útil, consérvelos en la gaveta de frutas y verduras de su refrigerador.

 

 

 


 


ESPUMOSO DE TAXO

6 PORCIONES

INGREDIENTES

  • 8 taxos maduros.
  • 2 claras de huevo.
  • 8 cucharadas de azúcar.
  • 2 tazas de leche.

 

 

 

PREPARACIÓN

  • Pele los taxos y licúelos con la leche y la mitad del azúcar.
  • Cuele y reserve.
  • Bata las claras a punto de nieve.
  • Incorpore el azúcar restante, hasta que estén firmes y obtenga un merengue.
  • Disponga el jugo de taxo en copas.
  • Decore con el merengue y con granitos del taxo.
  • Sirva.

Gracias a su contenido de pasiflora, consumirlo produce un efecto calmante en el organismo

DEJE UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí